Tengo una discapacidad ¿Puedo estacionar en las zonas señalizadas al efecto?

estás en
Tiempo estimado de lectura: 1 min

Tener una discapacidad reconocida por el INSS no supone, por sí misma, estar autorizado para estacionar en las plazas destinadas a los discapacitados, aunque sí es el primer paso para poder tramitar la correspondiente tarjeta de estacionamiento para discapacitados, que es la que realmente autoriza a realizar dicho estacionamiento en el lugar destinado al efecto.

Como es habitual, son los Ayuntamientos quienes regulan, tanto, los requisitos para obtener la tarjeta de estacionamiento para discapacitados, como los que se encargan de su gestión y concesión.

Del mismo modo, los propios Ayuntamientos, dentro de sus competencias de regulación del tráfico, pueden atribuir distintos beneficios a dicha tarjeta. Así, por ejemplo, algunos no sólo destinan plazas específicas, sino que permiten estacionar los vehículos que hacen uso de esta tarjeta en zonas de estacionamiento regulado sin necesidad de abonar ningún tipo de importe, les permiten estacionar en zonas de carga y descarga, o, incluso en doble fila; pero, se debe insistir que dependerá de lo regulado en cada Ordenanza Municipal, no es algo genérico para todos.

En cualquier caso, para tener los beneficios atribuidos a estas tarjetas, se debe colocar el original de la misma en el salpicadero del coche, donde sea, perfectamente, visible desde el exterior; ya que, si no estuviese visible, podría ser denunciado al considerar que no se disponía de dicha autorización. E, igualmente, si se usase una fotocopia o copia compulsada de la tarjeta se podría considerar que se pudiera estar haciendo un uso fraudulento de dicha tarjeta, lo que podría suponer, incluso, el inicio de un expediente para acordar la pérdida de validez de la citada tarjeta.

Referencia legal

¿te ha resultado util?
no me gusta 0
Visitas: 6