Si compro un producto en rebajas ¿Que garantía tendrán?

estás en
Tiempo estimado de lectura: 2 min

Los productos vendidos en rebajas deben estar en perfecto estado y estar incluidos anteriormente en la oferta habitual de venta. Esto significa que en los casos en que el artículo adquirido no se ajusta a lo contratado, el consumidor tiene derecho a la garantía legal, de acuerdo a lo indicado a continuación. El documento acreditativo que necesita conservar para ello es únicamente el ticket o la factura de la compra. La garantía de los productos rebajados, como veremos a continuación, no da derecho directamente a pedir la devolución del dinero, sino que antes cabe la sustitución o la reparación del artículo adquirido, según los casos; esto no obstante, sí podría pedirse la devolución del dinero cuando la política comercial del establecimiento así lo disponga con sus clientes, como sucede con numerosas cadenas de venta de vestido y calzado.

Desde la fecha de compra la garantía es de 2 años. No obstante, si el artículo comprado a establecimiento es de segunda mano, la garantía es de 2 años, salvo que el establecimiento la restrinja en documento en cuyo caso nunca podría ser inferior a 1 año.

La garantía debe exigirse al establecimiento vendedor. Solo puede reclamarse al fabricante cuando reclamar al vendedor fuera imposible o resulte una carga excesiva, p.ej. cuando el establecimiento vendedor hubiera cerrado.

Si se manifiestan defectos o cualquier otra falta de conformidad con la compra durante los 6 primeros meses, el defecto se supone de origen. Pasado ese tiempo, si el establecimiento no colabora en ofrecerle esa garantía, es el cliente quien debe probar que el defecto es de origen.

La garantía se concreta en los siguientes derechos:

En caso de reparación, ésta debe cubrir la reparación de todos los defectos de fabricación, la mano de obra, los desplazamientos, los partes y los materiales.

Recuerde en todo caso que si usted compró un artículo de segunda mano la garantía no incluye la sustitución del aparato.

Todo ello debe realizarse en un plazo razonable y sin mayores inconvenientes para el consumidor.

Además pueden reclamarse daños y perjuicios, siempre que quede acreditada la relación causa-efecto entre el defecto del artículo y los perjuicios sufridos, y se cuantifiquen los perjuicios.

Hay que tener en cuenta que las diferentes prestaciones o reparaciones que están incluidas en la garantía de un producto no se van a realizar si el desperfecto se debe a un mal uso que el consumidor ha hecho del bien, en este caso la garantía no se lo cubrirá.

Referencia legal

function replace() {
[native code] }

function replace() {
[native code] }

¿te ha resultado util?
no me gusta 0
Visitas: 5