La resolución o rescisión del contrato

estás en
Tiempo estimado de lectura: 3 min

Primero comprueba las cláusulas de tu contrato
Un contrato por lo general contiene disposiciones relativas a la terminación. Este es el mejor punto de partida. Consulta qué disposiciones contiene el contrato que has firmado y si existe alguna que regula la forma o los motivos por los que se puede terminar.
Razones para la terminación de un contrato
Hay diferentes circunstancias en las que un contrato puede darse por terminado:
cuando ambas partes terminan la relación de mutuo acuerdo
cuando se ha logrado la finalidad económica pretendida y ambas partes han realizado todas las obligaciones previstas
cuando llega la fecha pactada para la terminación del contrato
cuando renuncias o desistes unilateralmente y terminas la relación contractual. Esta renuncia puede ser porque así lo quieras o como como reacción al incumplimiento contractual de la otra parte
Comprueba que estas circunstancias se aplican en tu caso.
Desistimiento de contrato
La terminación del contrato por tu sola y libre voluntad puede tener su fundamento en alguna norma legal que se aplique obligatoriamente al contrato o porque se te concede esa facultad en el contrato que firmas con la otra parte. Debe existir un plazo de preaviso o que la relación continúe durante un tiempo razonable para que la otra parte pueda adoptar las medidas necesarias para prevenir la situación que a ella le produce la extinción del contrato.
Ser capaz de terminar un contrato por cualquier razón, cuando lo desees, es muy importante. Puedes necesitar terminar un contrato en estos casos:
cuando se ha incumplido u omitido un elemento importante del contrato por una de las partes lo que significa que el otro quiere acabar con la relación contractual (la resolución del contrato). Lo podrás ver más adelante
cuando el contrato se ha firmado por un período fijo de tiempo que ya ha expirado o terminado y no quieres que se prorrogue
cuando el objeto del contrato se convierte en imposible debido a motivos fuera del control de las partes, como puede ser una inundación (terminación por circunstancias que están fuera del control de las partes tales como desastres naturales, guerras, etc.)
cuando las partes están de acuerdo para llevar el contrato a su fin
cuando hayas adquirido un producto para tu uso persona, en un ámbito ajeno a una actividad comercial o empresarial, y quieras dejar sin efecto el contrato celebrado. Lo podrás ver más adelante.
Resolución del contrato
Cuando una de las partes incumple el perjudicado puede escoger entre:
exigir el cumplimiento o la resolución, reclamando también la solución de los daños y el pago de intereses en ambos casos, o
pedir la resolución, aun después de haber optado por el cumplimiento, cuando éste resulte imposible
Antes de llevar el contrato a su fin por esta razón, comprueba lo siguiente:
¿la obligación que se ha incumplido es esencial o es accesoria?
¿el problema ha sido causado por el contrario?
¿has hecho algo que haya alentado o llevado al contrario a incumplir sus obligaciones?
Derecho de desistimiento de los consumidores y usuarios
El consumidor puede comunicar su decisión de desistir del contrato de compraventa al empresario antes del transcurso de 14 días desde que haya contratado. Este es un derecho personal del consumidor. Es suficiente enviar una comunicación relativa al ejercicio del derecho de desistimiento antes de que finalice dicho plazo. Con nuestra carta de desistimiento, podrás ejercitar este derecho y probar que lo has hecho dentro del plazo que la ley te ofrece para ello.
Como consecuencia del ejercicio del derecho de desistimiento el empresario está obligado a cumplir las siguientes obligaciones:
Reembolsar todo pago recibido del consumidor y usuario, incluidos, en su caso, los costes de entrega, sin demoras indebidas y, en cualquier caso, antes de que hayan transcurrido 14 días naturales desde la fecha en que haya sido informado de la decisión de desistimiento del contrato del consumidor.
Sólo en el caso de contratos celebrados fuera del establecimiento en los que los bienes se hayan entregado ya en el domicilio del consumidor y usuario en el momento de celebrarse el contrato, el empresario estará obligado a recoger a su propio cargo los bienes cuando, por la naturaleza de los mismos, no puedan devolverse por correo.
El envío de una notificación a la otra parte
Un aviso por escrito siempre debe ser utilizado para cualquier tipo de terminación. El contrato por lo general te dice cómo debes hacer el aviso (por ejemplo, por burofax, por correo postal o por correo electrónico) y el periodo de tiempo requerido. Debes cumplir con estas disposiciones. Es importante identificar qué tipo de notificación se utiliza para terminar el contrato. La notificación debe incluir la razón de poner fin al contrato y una referencia al párrafo del contrato en que se habla de la resolución. Si se comunica la terminación del contrato a la otra parte sin una razón legal para ello te puedes enfrentar a una demanda legal en la que te reclamen una indemnización por terminar el contrato antes de tiempo.

¿te ha resultado util?
no me gusta 0
Visitas: 11